Memories: Túnez

Parece que fue ayer cuando realicé el que sería uno de mis primeros grandes viajes en calidad de bloggera de viajes.  Hoy con este post recuerdo aquel camino que me llevó a la que Herodoto llamó la «isla de los altos fondos»:  Djerba, en Túnez.

Un camino accidentado (percances en un aeropuerto lejano, vuelos cancelados, pernoctación en una suerte de “Motel Bates”  y un  intento de abandono en un pueblo perdido por parte de un taxista enfadado ) para llegar a una paradisíaca isla poblada por gente acogedora. Probablemente la isla de Djerba sea un destino poco conocido y escasamente publicitado en las agencias de viajes o en los medios, Sin embargo, su existencia se remonta a la Antigüedad. Esta pequeña gran isla tunecina ya aparece en La Odisea como la primera isla en la que Ulises y sus compañeros, perdidos en el mar tras  la guerra de Troya, naufragan después de haber probado el loto.

La picante harissa, el especial arte con la cerámica de los tunecinos, el contraste entre el árido paisaje casi lunar y las playas de agua cristalina, la excelente gastronomía, la delicada labor de artesanía con la lana y  el característico olor a manzano de Mezraya es lo que me recuerdan estas fotos de Túnez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s