Curiosidades: El origen del souvenir

Bolas de cristal con nieve dentro, matrioshkas, postales, tazas, imanes, figuritas de toreros e incluso trajes de flamenca de color fluorescente con zapatos a juego. En lo que a souvenirs se refiere los hay de todo tipo de colores, tamaños y sabores todos ellos pensados para recordar el lugar en el que se ha estado.

Todos tenemos la suerte (o desgracia) de ostentar en nuestros hogares algun recuerdo con el que familiares y amigos nos obsequian a la vuelta de sus viajes, sin embargo, pocos conocen de dónde viene esta tradición.

18229-large

Las referencias al souvenir se remontan a la Antigüedad, no obstante su origen es de lo más incierto. Ya en la Odisea de Homero se narra cómo Ulises iba de aventura en aventura atesorando regalos-recuerdo de sus viajes. Posteriormente durante los mandatos de Vespasiano y Tiberio (entre el 14 y el 79 d.C), Gaius Valerius Verdullus, un artesano ceramista, creó los “vasa potoria” , un conjunto de vasos, utilizados para beber, mezclar y servir bebidas. Además eran ideales para guardar como recuerdo, ya que en ellos había una pequeña alusión a los motivos representados en el vaso y también figuraba el nombre del autor. También hay referencias a los souenirs más recientes, sin ir más lejos, los caminos de peregrinaje cristianos, tan en boga en la Edad Media, fueron el escenario perfecto para la difusión de objetos representativos: capas, conchas, sombreros o hábitos, estaban entre los más adquiridos por los peregrinos europeos.

Sin embargo el gran boom de los souvenirs llegó de la mano de las exposiciones universales, especialmente las de Filadelfia (1876) y la de Chicago (1893). A partir de entonces la industria del souvenir  se adentró en una imparable carrera hacia la comercialización masiva que continua hasta nuestros días. No hay ciudad turística que se precie en la que no se pueda adquirir uno, y los turistas, no pueden resistirse a comprarlos aun en muchos casos a sabiendas de que algunos son de lo más hortera y  de que su procedencia en muchos casos es dudosa. ¿Quién no ha sucumbido a los encantos de una figurita hecha con conchas de berberechos o no ha sentido la necesidad de comprar un pedazo de muro de Berlín tras la caída?

En cualquier caso podríamos resumir la realidad del souvenir como lo hizo el antropólogo italiano Duccio Canestrini, autor del libro Troffei di Viaggio: “Un senegalés, en Florencia, que vende a los turistas alemanes souvenirs etruscos fabricados en Hong Kong

Anuncios

2 pensamientos en “Curiosidades: El origen del souvenir

  1. Pingback: Noviembre con olor a Glühwein | Grand Tour

  2. Pingback: Cómo recordar nuestra estancia en Benidorm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s