Rusadas: Ruskis on ice y tarjetas de supermercado

Andamos ya por tierras ruskayas y qué mejor que empezar los posts sobre este viaje con una de las secciones de más éxito de este humilde blog: RUSADAS.

A mediados de noviembre el mercurio marca -12 ºC y una servidora ya se ha puesto el abrigo de plumas y se ha enfundado las botas. Sin embargo los ruskis están hechos de otra pasta, pueden ir en minifalda o practicar running al aire libre a pesar de que el suelo ya está cubierto de una peligrosa capa de hielo. De estos dos casos no he podido captar ningún documento gráfico porque este tipo de especímenes se mueve muy rápidamente pese a las inclemencias del tiempo y yo estaba bastante ocupada intentando (fallidamente) no caer al suelo con toda la compra semanal.

 

puppy-cant-get-up-o

Cuando vas por la calle, caes con toda la compra (garrafa incluida) y no te puedes levantar

 

Sin embargo sí que he podido fotografiar el primer ejemplar de RUSKI ON ICE. Helo aquí

IMG_2060

Efectivamente lo del suelo es una capa de hielo, pero ellas pueden andar estilosamente con tacones como si estuvieran desfilando en la 080 Barcelona Fashion mientras tú caminas renqueante y balanceándote como poseída por Manuel Fraga Iribarne.

Otra de las cosas que solo he visto aquí, es la solidaridad en el supermercado. No estoy hablando de atención al cliente, puesto que en este aspecto podríamos decir que la puntuación de los rusos sería más bien escasa. Se trata de las tarjetas de cliente de los supermercado. Aquí todo el mundo es muy fan de ellas. Ayer fui hacer la compra y la cajera con su savoir faire ruso y su ceño fruncido me preguntó por la tarjeta. Al decirle que no tenía  me miró como si hubiera visto a un marciano

 

giphy

Cuando le dices a la cajera del Holiday que no tienes la tarjeta de su supermercado

 

En ese momento aparece lo que yo llamo “la solidaridad rusa” y las babushkas de la cola se ofrecen a prestarte su tarjeta para que puedas disfrutar de los privilegios que otorga tan preciado trocito de plástico. El súmmum es cuando es el propio supermercado el que tiene a un trabajador en la puerta que además de vigilar que nadie robe se dedica a ir prestando la susodicha tarjeta a los clientes que no la tienen.

Por mi parte, yo ya me he hecho con la mía 😉IMG_2061

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s